portada-crecimiento

6 Errores a evitar si tu startup está creciendo muy rápido

Errores a evitar si tu startup está creciendo rápido.

Crecer no sólo implica facturar más, es también enfrentarse a una mayor complejidad organizacional y a una mayor incertidumbre, y ello supone riesgos que las startups deben vislumbrar a tiempo y enfrentar acertadamente, por eso te compartimos estos 6 errores a evitar si tu startup está creciendo muy rápido antes que estés metido en ellos.

 

Errores a evitar:

  1. Contrataciones apresuradas de personal sin la debida selección. Cuando las empresas crecen muy rápido, tienden a contratar recursos humanos que no cumplen con el perfil, quienes terminan haciendo un trabajo ineficiente y no brindan la atención de excelencia que el cliente requiere. 
  2. Pérdida progresiva de contacto con los clientes. Si la empresa crece de forma desordenada es probable que, por captar nuevos clientes, desatienda a los ya ganados y no les brinde el mismo trato, lo cual obviamente es una situación indeseable 
  3. Confundir más ventas con más beneficios. Si, para vender unas pocas unidades más, tenemos que hacer grandes inversiones y contrataciones es probable que no sea rentable tomar tal decisión. Por tanto es importante tomar decisiones en base a métricas bien establecidas. 
  4. Desorden administrativo. Vender más puede generar complicaciones de logística, de pagos contables, nómina, impuestos, etc, lo que puede generar un enorme desorden administrativo. Hay que conocer en detalle cuáles son las implicaciones de lo administrativo en el crecimiento. 
  5. Descuido del talento actual. Por atender al personal de nuevo ingreso, no podemos descuidar el talento que ya forma parte de la empresa. Es importante que se mantenga el espíritu de equipo, la cultura empresarial y el compromiso de todos. 
  6. Mayor complejidad las cuentas y los procesos. A mayor crecimiento sin duda tiende a haber una mayor complejidad en todos los órdenes. Las cuentas, los procesos, los controles y las decisiones se hacen más complejas, incluso la estructura organizacional suele verse afectada.

Te puede interesar:


Cómo evitar estos errores: 

  1. Planificar el crecimiento, apoyarse en indicadores y en la analítica. El crecimiento”, debe ser ordenado, gradual y planificado. Para ello es necesario trazar un plan claro y sostenible  que se apoye en el análisis de datos confiables y que se corresponda con unos indicadores claves de desempeño (KPI’s), tanto de los clientes, las finanzas como de los procesos internos y los empleados. 
  2. Reevaluar constantemente las operaciones y los procesos. Ante la incertidumbre y los cambios asociados al rápido crecimiento, es necesario detenerse cada tanto, analizar lo que ocurre y reevaluar las operaciones los procesos y la toma de decisiones, y ver si los indicadores de riesgo crítico están estables. 
  3. Liderazgo participativo. Comunicación efectiva y escucha activa. El líder de nuestro tiempo debe ser, más que un jefe, un facilitador, una persona con grandes dotes para la comunicación efectiva, para la escucha activa y la empatía. Alguien ganado a la multiculturalidad y la inclusión. 
  4. Favorecer la diversidad cultural y de género. Está demostrado que la diversidad de género es muy positiva para las empresas y produce grandes dividendos. Una diversidad trae consigo nuevas formas de pensar, las cuales se traducen en innovaciones y estimulan el desarrollo de nuevos productos y servicios. 
  5.  Velar por la retención del talento y su sentido de propósito. La alta rotación del personal es costosa para las empresas. Preparar a un recurso humano para luego perderlo es un pésimo negocio. Hay que motivar a los colaboradores para que se sientan cómodos en la empresa, que sientan que tienen un propósito en ella. Que allí prosperan, que crecen profesionalmente y que la empresa los acompaña en su crecimiento. 
  6. Externaliza tus procesos de selección de RR.HH. y te apoyes en headhunters especializados. Cuando una empresa startup está creciendo muy rápido cuidar a clientes y talentos debe ser la prioridad. Es por ello que todo el esfuerzo debe concentrarse en esos dos focos. Si necesitas contratar talentos IT (que son búsquedas más especializadas), puedes apoyarte en empresas de reclutamiento y selección que te apoyen con todo este proceso o también puedes subcontratar los procesos contables por ejemplo. 

El crecimiento empresarial es como quien va en grupo de paseo a una montaña y, de repente, se encuentra ante una cuesta muy empinada:

Hay que detenerse y revisar lo que se viene haciendo, contar los recursos disponibles, pensar en posibles pausas y en eventuales cambios de curso, antes de reemprender el camino. Y muy importante, hay que evaluar la posibilidad de apoyarse en terceros.