portada cv perfecto

¿Cómo lograr el CV perfecto y los errores que debes evitar?

 

Si quieres vincularte a una empresa, o bien ser seleccionado para cubrir una posición dada, tu curriculum vitae es la llave que puede abrir esa puerta, es tu tarjeta de presentación.

Pero hacer bien un CV no es algo sencillo, es una tarea que tiene sus dificultades. Debe ser atractivo, conciso, creativo y debe mostrar rápido cuáles son tus virtudes y tus potencialidades.

Los reclutadores de una empresa, cuando se abre una oportunidad de trabajo, reciben cientos de curriculums, y solo los CV que resulten más atractivos e interesantes son los que pasarán ese primer filtro; y son los que serán llamados a esa primera entrevista que lógicamente es determinante.

Tenlo presente, si quieres lograr ese puesto al que aspiras, tu curriculum es fundamental, debe destacar por encima de los del resto de aspirantes.

Aspectos generales de un CV.

Todo curriculum vitae usualmente contiene los siguientes elementos:

1)    Nombre y datos de contacto. Si buscas un trabajo, debes dejar tu huella digital para que te puedan localizar: Dirección, teléfono, correo, redes sociales, una URL (si tienes). ¿Si no, cómo te encuentran?

2)    Experiencia Profesional. Usualmente se ve toda la experiencia profesional en orden cronológico. Es importante que resaltes tu última experiencia (aún si sigues trabajando en esa empresa): Logros que has alcanzado, retos más relevantes y sobre todo, las nuevas habilidades adquiridas. Describir las funciones que realizas, pasa a segundo plano porque el reclutador lo sabrá al leer tu cargo.

3)    Preparación Académica. Si has obtenido un título de educación formal, incluyelo, al igual que estudios posteriores. Si te has formado a través de cursos digitales, incluye las certificaciones (puedes subirlos a la nube e incluir el link!)

4)    Idiomas. Indica si tienes suficiencia en el manejo de otras lenguas, indicando el nivel bajo, medio o alto de la misma. Recuerda que la capacitación en inglés es determinante para acceder a muchas posiciones.

5)    Habilidades. Comenta acerca de otras destrezas que tengas que puedan aportar al trabajo que buscas, recuerda que, además de las habilidades duras (hard skills), hay habilidades blandas (soft skills) que son muy apreciadas por las empresas más competitivas.

Rasgos claves del CV perfecto.

1)    Escribe con lenguaje sencillo y frases cortas. Muestra síntesis y claridad. Y sobre todo, cuida tu ortografía y tu forma de redacción. Es la primera idea idea que se van a hacer de ti. No abuses del número de páginas. Un buen CV debe presentarse en una hoja, a lo sumo 2.

2)    Cada posición exige su propio curriculum. Si te puedes desempeñar con idoneidad en distintos roles, ten presente que debes presentar un CV distinto para cada puesto de trabajo al cual aspires. No puedes hacer un curriculum total con todo lo que sabes hacer o has hecho en tu vida. Eso más bien te cerrará puertas.

3)    Estructura tu CV por categorías, que haya una sección para cada parte de la información que ofreces, con sus keywords (palabras claves) destacadas.

4)    Anexa una foto reciente, con mirada amable y una ligera sonrisa.

5)    Sé honesto y evita las exageraciones. A la larga todo se sabe, y tu credibilidad es tu mejor activo. ¡Cuídala!

6)    Haz un CV sobrio, en formato PDF, que no sea muy colorido, y procura que este sea fácilmente escaneable.

7)    Acompaña tu CV con una carta de presentación, en donde refieras por qué te interesa la empresa y/o la posición laboral a la que aspiras ingresar. Y por qué crees ser la mejor opción para ocupar dicho cargo.

8)    Y no olvides que hay programas y plantillas para hacer un buen curriculum vitae, a saber: Zety, VisualCV, ResumeUP, Vizualize.me, CVmaker, CuVitt, y tantos otros.

Si ya pasaste a fase de entrevistas, no dejes de ver el webinar grabado con Anne Pirkkannen para que no te ataquen los nervios!

Errores más frecuentes en un CV.

1)    Evita el exceso de texto. Aquel dicho según el cual “Mientras más masa, más mazamorra” no aplica para los CV. El ser conciso y breve es lo ideal. Si escribes mucho, corres el riesgo de que no te lean y te descarten de una. Recuerda lo que te comentamos en la sección anterior, un buen CV debe llevar una sola hoja, a lo sumo 2.

2)    No abuses de los formatos, ni de las plantillas. Si buscas destacar demasiados elementos de tu CV, terminarás no destacando nada. Procura que tu curriculum sea sobrio y sencillo. Ten presente que muchas veces menos es más. Usa fuentes de fácil lectura como Arial, Calibri, Helvética o Garamond y en tamaños 11 o 12.

3)    Sé creativo pero con medida. Los curriculum muy creativos son difíciles de leer y a veces cuesta distinguir lo importante de lo que no lo es. Deja suficientes espacios en blanco, como para que los encargados del proceso de selección encuentren la información que buscan con facilidad. No uses párrafos largos, y todo lo que puedas cuantificar, cuantifícalo. Los reclutadores no se detienen mucho en textos enrevesados, recuérdalo.

Esperamos haberte ayudado con estas recomendaciones. Cada vez más el mercado laboral se hace más competitivo y exigente, y presentar un buen Curriculum Vitae sin duda te ayudará a superar ese primer filtro de la selección. Después te toca superar el segundo y más importante de los filtros de la selección de personal, la entrevista de selección.

Preséntate impecable, sé empático y asertivo y muestra todo de lo que eres capaz. Si lo logras, las posibilidades de ser seleccionado seguramente estarán de tu lado.