Entrevista Exitosa

¿Cómo tener éxito en la entrevista de selección?

 

¿Hiciste un excelente CV y lograste que te llamaran a entrevista? Ahora te toca superar la entrevista, y salir airoso de ella. ¿Estás preparado? Te contaremos cómo hacerlo.

Primero: cuida tu imagen personal. Ten presente que la entrevista de selección será el primer contacto que tendrá el empleador contigo, y tal vez sea el único, y lo que muestres de ti en ese breve encuentro será determinante para que logres o no ese puesto al cual aspiras.

A continuación, te damos algunos tips para tener éxito en una entrevista laboral:

1) Cuida tu indumentaria, tu vestimenta. Trata de vestir con sencillez y sobriedad. No se trata de usar prendas de marca o costosas, pero sí estar presentable. No uses accesorios exagerados que distraigan a tu interlocutor, ni tampoco lentes de sol. Recuerda que es importante poder mirar a los ojos, son las ventanas del alma.

2) Dale vida a tus datos. Haz una breve historia de tu vida laboral (storytelling) y practícala tantas veces sea necesaria hasta que la domines. Debes poder hablar con soltura de tus estudios, de tus experiencias de trabajo más significativas, de tus habilidades en especial las blandas (soft skills), y manejar sin titubeos los datos y fechas más significativas de tu historia personal.

3) Procura ser lo más asertivo posible. Si te sientes inseguro antes de la entrevista, ensaya lo que vas a decir, practícalo y practícalo cuantas veces sea necesario, para que llegado el momento lo puedas comunicar con serenidad, afabilidad y seguridad.

4) Ten confianza en ti mismo y muéstrala a tu contraparte. Mucho del éxito de la entrevista dependerá de ello. Auto Motívate antes de comenzar la conversación y relájate. Tu mantra ha de ser: Tú puedes, tú puedes. No lo olvides.

5) Investiga la empresa a la que te estás acercando. Conoce sus productos, su historia, averigua bien los requisitos y características de la posición en la que aspiras ingresar. A tu potencial empleador no le agradará mucho que desconozcas la historia de la compañía, sus momentos cumbres y sus mayores aciertos.

6) No te limites sólo a responder preguntas, hazlas tú también, de forma prudente pero activa. No tengas temor a preguntar cosas que te parezcan importantes de la compañía y que no sepas.  

7) Conoce tus debilidades, y si te preguntan sobre ellas, estate dispuesto a conversarlas. Todos las tenemos y puede generar cercanía el no temer ventilarlas.

8) No hables mal de empleos, jefes o compañeros de trabajo anteriores. Simplemente buscas seguir mejorando profesionalmente y creciendo como persona.

9) Y muy importante, tras la entrevista, resultes seleccionado o no, manda una carta de agradecimiento a la empresa por la atención dispensada. Hacerlo te enaltece y deja abierta la posibilidad de nuevas oportunidades a futuro.

Y si la entrevista laboral es por videoconferencia, recuerda que:

1) No te acerques mucho a la cámara. Si estás muy cerca, tu cara tenderá a distorsionarse, a verse más bien redonda. Y si estás muy lejos, también es inconveniente, pues marcarás distancia con tu interlocutor. Un plano medio, o toma de hombros, es ideal.

2) Cuida el ambiente donde te presentas. El escritorio y la silla donde te ubicas son parte de tu puesta en escena. Evita que aparezcan objetos extraños o enseres personales no relacionados con tu trabajo. Ellos generarán distracción en tu contraparte y pueden tener un efecto negativo en tu imagen.

3) Evita los ruidos extraños y el tránsito de personas por detrás tuyo durante la entrevista. Si hay niños hazles saber que deben guardar silencio durante la videoconferencia y si tienes mascotas, sobre todo perritos, procura que no ladren, para que interrumpan la reunión.

4) Aunque estés en un contacto virtual, mira a la cara a la persona con la que hablas y muéstrate atento y receptivo a sus planteamientos. No puedes darle la mano pero sí puedes mostrar calidez y empatía.

5) Presta atención a tu lenguaje corporal, gestos y sobre todo, manos. No las escondas pero tampoco juegues con los objetos que te rodean, teléfonos, lapiceros, etc.

Son pequeños tips que te ayudarán a salir airoso de ese primer encuentro con tu potencial empleador y te mostrarán sin duda de la mejor manera. No los desaproveches. Pueden ser la llave que te abra la puerta a nuevas experiencias profesionales y a escalar mejores posiciones en un mundo laboral en constante cambio, cada vez más exigente y competitivo.

 

Autor:

Julio Juárez Soriano

Especialista en Redacción