Errores comunes que no debes cometer en una entrevista laboral Online Parte II
17/05
Simbiosis laboral: optimiza tu empresa y equipo de trabajo en 4 pasos.
29/05

Numerosas Empresas, Talentos y público profesional en general , incurren con frecuencia en el error de confundir el Trabajo Freelance con el Teletrabajo. Existen en la actualidad Ofertas Laborales solicitando servicios Freelance para trabajar según un horario establecido. El no saber diferenciar ambas modalidades de trabajo es un error común en el Ámbito Laboral del Teletrabajo. Sin embargo, existen características que diferencian ambas maneras de trabajar y que nos ayudarán a orientarnos al respecto:

 

Trabajo Freelance:

1.- Mientras trabajamos de modo Freelance, realizamos tareas de forma autónoma e independiente para una persona o Empresa, involucrándonos en Proyectos puntuales  con fechas de entregas acordadas con el cliente.

2.-Trabajamos desde casa según nuestra disposición u horario establecido. Administramos nuestro propio tiempo y por atractivo que suene, esto puede llegar a ser nocivo, ya que podemos incurrir en la Procrastinación.

3.- No son necesarias numerosas reuniones o encuentros para realizar el trabajo, por lo que asistir a la Empresa no suele ser común.

4.- No se considera necesario vivir en la misma ciudad/país donde esté ubicado el Cliente. El contacto lo manejamos de igual manera de Modo Remoto.

5.- Algunos Freelancers acostumbran a enviar al Cliente de forma continua, bocetos y avances del Proyecto antes de entregar el producto final, sin embargo, no están en obligación de hacerlo en todos los casos.

6.- El sueldo lo pones tú. Los ingresos serán proporcionales a tu productividad,  horas laboradas y/o Proyectos finalizados.

7.- Los gastos de operatividad y producción corren por tu cuenta y  también los administras tú, aunque esto puede variar dependiendo de los acuerdos que tengas con el Cliente.  Sin embargo, la mayoría de las veces se deben asumir estos gastos.

 

Teletrabajo:

1.- Cuando teletrabajamos lo hacemos también a distancia, pero sí nos vinculamos laboralmente con la empresa mediante un contrato o acuerdo, lo que nos hace gozar de beneficios laborales según las leyes del país desde donde se nos contrata.

2.- Podemos desarrollar nuestro trabajo desde casa o cualquier sitio siempre y cuando respetemos los horarios establecidos por la empresa y tengamos una computadora con acceso a internet.

3.- En ocasiones, las empresas solicitan que asistamos al menos dos días a la oficina para reuniones en las que se evalúan resultados y se asignan nuevas tareas.

4.- En la mayoría de los casos, la empresa pide que el teletrabajador este situado en una ciudad específica dada la frecuencia de las reuniones.

5.- Normalmente, las empresas solicitan a los Teletrabajadores reportes, niveles de avance, estadísticas de sus tareas, con el fin de mejorar, motivar y crecer.

6.- Al tener vinculación con la Empresa (contrato o acuerdo), éstas pagarán un salario fijo, por lo que nuestros ingresos dependen de un sueldo acordado que remunere los esfuerzos de forma justa.

7.- Los gastos de operatividad que acarree el Teletrabajo realizado, son en su mayoría cubiertos por la empresa contratante.

    A pesar de las similitudes que puedan tener ambas opciones laborales, tal como la ventaja de ejecutar los trabajos desde casa, debemos aprender a diferenciar que en la primera nuestra producción e ingresos dependen de la disciplina con la que trabajemos de acuerdo a la disponibilidad de nuestros horarios, mientras que en la segunda contamos con los beneficios económicos y la seguridad laboral que nos otorga una Empresa.

 

Por ello te hacemos la pregunta:

¿Cómo te sientes más cómodo y seguro trabajando de forma remota?

Seguiremos aportando sobre el tema en siguientes apartados…

Autor: Elayne Querales
Especialista en Redacción SEO
Departamento de Marketing Interfell

Comments are closed.

© Interfell 2018