JavaScript y sus frameworks más populares en 2019… La Preeminencia de Vue.js
19/03
Nuevos Empleos de la Era Digital
10/04

A ambos lados del Atlántico el Teletrabajo se consolida.

El desarrollo de las nuevas tecnologías en esta etapa de cuarta globalización,(con el teléfono inteligente y las computadoras portátiles a la cabeza), han incidido en el fortalecimiento del teletrabajo, haciendo cada vez menos necesaria la asistencia recurrente de los trabajadores a sus lugares de trabajo.

En España así lo entienden muchas entidades oficiales. A finales de 2018 el Gobierno de Madrid lanzó el programa pionero Estrategia Madrid para el Empleo, dotado de 4 millones de euros, el cual busca fomentar la flexibilización laboral y el teletrabajo entre las empresas de la comunidad, con miras a mejorar la calidad de vida de las personas, programa que en sus primeros días logró interesar a 111 empresas, según lo informara el Viceconsejero de Hacienda y Empleo de dicha corporación Miguel Ángel García Martín.

Un programa que busca también reconocer la responsabilidad social en el empleo de las empresas, al favorecer la igualdad de género, la diversidad de plantillas y el acceso al empleo a las personas con discapacidad, iniciativa que procura además dar respuesta a las dificultades del mundo moderno, tanto por los diferentes husos horarios en el mundo globalizado como por los problemas asociados al transporte de pasajeros en las grandes ciudades (contaminación, ruido, consumo energético, tiempo de desplazamientos, etc.)

En Colombia la tendencia es similar. Los Ministerios de Tecnologías de la Comunicación, MinTIC y el Ministerio del Trabajo han visto la conveniencia de favorecer el trabajo a distancia y han logrado establecer con más de 500 empresas el “Pacto por el Teletrabajo”.

La intención es clara: favorecer la productividad, la generación de riquezas, la inclusión social, y reducir la presión sobre los sistemas de transporte urbano, de por sí ya bastante colapsados en una capital de casi 9 millones de personas, beneficios que además se traducen en ahorros en pasivos laborales, en servicios y oficinas, para las empresas, y en bienestar y calidad de vida para los trabajadores al permitirles ahorrar tiempo y recursos en traslados, y a organizar mejor el tiempo.

Los resultados a la fecha son elocuentes. Según la Corporación Colombia Digital y el Centro Nacional de Consultoría, el total de teletrabajadores alcanzó la cifra de 122.278 personas para finales de 2018, por encima de la meta establecida (120.000) y con tendencia al alza.

En otros países la tendencia de crecimiento del trabajo remoto es similar. En Argentina más de 1 millón de personas tienen “oficina en casa” y en Brasil cerca del 10% de la población económicamente activa trabaja a distancia. En Chile y México, un 2% y 4% se desempeña bajo esta modalidad.

Según la Consultora 5G Américas para América Latina y el Caribe, el Teletrabajo se presenta como una oportunidad para generar mayores fuentes de empleo que pueden contribuir a la reducción de la brecha socioeconómica en la región, y de acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) fomenta la inclusión de mujeres y personas con discapacidad en el mercado laboral.

Perú y Costa Rica continúan la tendencia al establecer reglamentaciones de última generación para promover el trabajo no presencial. También Uruguay, una economía pequeña, pero con un importante desarrollo en conectividad gracias a las TICS, sigue esta tendencia creciente en teletrabajo, que se generaliza de forma rápida a los distintos sectores de la economía.

Interfell es Teletrabajo, y mucho más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 1 = 5

© Interfell 2018