La Inteligencia Artificial y el Teletrabajo en los Negocios
21/02
Entrevista a nuestra USA Partner Maria Eugenia Pérez!
26/02

En los años recientes, el avance de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS)  en Latinoamérica y el mundo ha sido significativo, y con ellas también el desarrollo de nuevas formas de empleo y de los trabajos a distancia o teletrabajo:

El último reporte del Consejo Colombiano de Seguridad (CCS) así lo certifica, el desempeño laboral mediante TICS logró incrementar la productividad de las empresas, y sólo en nueve meses del año 2018 pudo ser cubierta la meta anual de 120.000  personas ubicadas en puestos de trabajo a distancia, lo que sitúa a Colombia junto con Chile a la cabeza del Teletrabajo en la región. (www.eltiempo.com/economia,13/10/18)

Coincidiendo con el reporte el gigante mundial del comercio electrónico Amazon tomó la decisión de seleccionar a Colombia para instalar su nuevo centro virtual de servicios al cliente (VCS), que requerirá al menos 600 teletrabajadores, quienes tendrán la flexibilidad de trabajar desde sus hogares en jornadas de 12 de la medianoche a 12 del mediodía.

Un centro de teletrabajo que aspira atender desde Colombia todos los servicios globales de la corporación (Worldwide) pero que para poder hacerlo dependerá de las destrezas en el manejo de TICS de sus operarios (Microsoft Windows, Microsoft 365, páginas web de Amazon.com y de la competencia, etc) Y del soporte tecnológico correspondiente (computadoras de escritorio actualizadas, internet de banda ancha, y líneas telefónicas fijas exclusivas para Amazon con acceso a números 0-800) (www.eltiempo.com/economia 15/08/18).

Otra noticia de interés relacionada con Colombia es que el 30% de sus empresas están interesadas en contratar teletrabajadores, según dijera Ana María Gómez-Londoño, Directora de Movilidad y Formación para el Trabajo del Ministerio homónimo. (www.portafolio.co 21/11/17)

Al otro lado del Atlántico, España nos presenta también datos interesantes en relación al teletrabajo (Europa Press, en www.20minutos.es 28/08/18).

Según el Monitor Adecco de Oportunidades y Satisfacción en el empleo, elaborado por el Grupo de Recursos Humanos e Investigadores de Barceló y Asociados, el universo de personas que trabajan desde su hogar ha venido creciendo en España de manera importante desde 2016, ubicándose en la actualidad en 1,43 millones de teletrabajadores, lo que representa el 7,4% del total de ocupados en el país, un universo laboral en donde Madrid, Andalucía y Valencia figuran como las regiones con mayor número de trabajadores remotos, 9,7%, 8,4% y 8,1% respectivamente, y Baleares, Cataluña y Navarra, como las de menos, con 5,1%, 5,3% y 5,8%,

Una modalidad laboral remota en constante y creciente auge, gracias a la fortaleza de las TICS y a la virtualización de empresas, tanto de Latinoamérica como del mundo.

Datos importantes y relacionados con ello nos ofrece un estudio de la empresa British Telecommunications (BT), realizado en Francia, Alemania, España y Reino Unido, el cual aunque fue publicado por Europa Press, en www.20minutos.es el 18/11/16, y no es actual,  resulta de algún interés pues permite conocer el estado del arte de las TICS y el Teletrabajo para aquel momento:

“El 76% de los trabajadores de estos países considera que el Teletrabajo y la flexibilidad laboral son beneficios contractuales más “importantes” que muchos otros a la hora de considerar el trabajo “ideal”. Ellos prefieren trabajar desde el hogar, pudiendo administrar a discreción su tiempo, en lugar de ser bonificados con la asignación de vehículos por parte de la empresa., otrora uno de los beneficios contractuales más apreciados”.

“Sin embargo, encuentran dos aspectos negativos en el trabajo remoto en Europa occidental, que es menester solventar para garantizar el éxito de las operaciones virtuales y la gestión de proyectos en las empresas.

1) las dificultades de comunicación entre compañeros a la hora de la toma de decisiones, en un 53%;

2) y los problemas de acceso a datos, artículos y documentos, en un 43%”-

Sin duda, dos importantes déficits de comunicación que debieron haber sido corregidos a satisfacción en su momento, pues sin Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICS) totalmente fluidas, actualizadas y funcionales difícilmente pueden cumplirse las exigencias que el Teletrabajo establece.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 6 =

© Interfell 2018