¿Por qué el teletrabajo está liderando?
10/10
¿Cómo lograr un teletrabajo exitoso?
17/11

Cuando hay días de ajetreo; esos que están llenos de correr, repleto de pensares, conglomerado de personas, como si camináramos por la calle más poblada en “la jungla de concreto”, ese micro universo de interacciones que nos distraen y empiezan a desenfocar nuestras metas más instintivas, que nos hacen pensar en un hogar; en el orden: en aquel lugar donde todo ocurre y que dejamos atrás, y que siempre nos ha importado indiferente de lo que existe alrededor, nos hace descifrar: necesitamos encontrar de nuevo esa casa.

Una comunidad es donde podemos convivir en armonía con compañeros, que nos lleva a divertirnos a lugares en el que, pasadas las horas, logramos concretar metas, necesidades o productos, generando valor. Allí estamos y allí somos.

Estar, es sacarle provecho a estas interacciones, lo único que hay que hacer es preguntarse, ¿para qué hago esto?, y en ese momento pensarás en llenar tu mente de ideas, “crear y ser útil”, para explorar prudentemente los beneficios que atraen a tu vida y la de los demás. Aprenderás la diversidad que hay en un entorno. Como ir a la montaña, alcanzar el objetivo en un lugar cercano, o al más complejo e infinito, lo que te llenará de motivación para hacer realidad otros proyectos porque los limites se socavaron. No hay nada que nos detenga.

Y cuando eres manada, te encuentras con personas que motiven tus deseos de éxito. Solo tienes que dejar que entren a tu vida y te guíen en caminos que antes no habrías querido recorrer. Por miedo. Por no tener impulso. Pero estás rodeado de personas saludables, alegres y que te escuchan. Que sus palabras estén relacionadas con sus acciones. Allí es cuando observamos las acciones de las personas, y solo ahí encontrarás los hábitos y formas en que se hacen las cosas. Quien lo hace bien, recibirá el bien.

Otros lo logran con otro método pero carecen de recursos intelectuales humanos u económicos, y se ven frustrados a completar mediocremente sus objetivos alcanzando solo un mínimo porcentaje. Esto es pensar en solo. El lobo que decidió apartarse y hacer su propia vida…

Como vemos, esta selva hostil tiene experiencias enriquecedoras pero también contiene una cantidad repleta de información que llega desde diversos canales, todo en un mismo instante. Sales un día de tu casa enfocado, y antes de llegar al trabajo, la cabeza está tan confusa que luego cuesta lograr concretar lo propuesto o simplemente eres ignorado.

Existen planes para concentrar la mente con la finalidad de simplificar toda esa información que colocan nuestra cabeza bajo nuestros pies, que estando tan abajo, no logramos observar más allá para lograr contemplar los proyectos que con trabajo queremos realizar. Algunos de esos planes, en escasos casos, son grupos de personas que trabajan en común para alcanzar metas de mayor alcance. Estos grupos tienen planes de organización para que logremos desarrollarnos plenamente a nivel profesional. Esto hay que aprovecharlo.

Es necesaria más de esas comunidades con objetivos en común, personas interdependientes que capten todos esos regalos de la jungla, que con confraternidad en un lugar ameno, se planeen las rutas para alcanzar y saciar todas las necesidades. Una comunidad con habilidades que permitan dosificar la consideración y el carácter para equilibrar esos instintos, ideas y necesidades en pro al beneficio de todos; proactivos a diversificar el trabajo a espacios y hogares llenos de calma para que cada individuo pueda concentrar sus energías y sacar el mayor provecho en un tiempo que devora la mente.

Todos anhelamos donde podamos ser libres, enfocados y con un propósito en común: hacer… pues el peor miedo que debe tener el hombre es el de no hacer nada.

Vivimos en un mundo donde estamos más interconectados, vivimos en un mundo en el que solos caemos y en varias ocasiones nos levantamos, pero juntos “como una comunidad”, nos hacemos de la comunicación, del concretar, unificar, enfocamos y hacer casa, para que nuestros objetivos sean la arena de oro que ilumine nuestras mentes, el cuerpo y el espíritu; juntos somos más y nada nos detiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + 1 =

© Interfell 2018