Como crear una pagina web

¿QUÉ REPOSITORIOS DE CÓDIGOS FUENTE DEBERÍA UTILIZAR?

 

Con frecuencia nuestros clientes nos preguntan ¿Qué repositorio de códigos fuente debemos usar? ¿Cuál es el más recomendable? Hoy queremos hablarles de ello, de los repositorios de códigos fuente (a veces también llamados repositorios para el control de versiones). ¿Cuáles son los más usados hoy día y ¿cuáles son sus principales características?

Un repositorio de códigos fuente, para algunos un repositorio para el control de versiones es una instalación de archivo de archivos, una instalación de alojamiento web para el resguardo del códigos fuente de software, donde desarrolladores, diseñadores y programadores almacenan documentación, páginas web y toda clase de metadatos.

Aún cuando se habla indistintamente de servicios de alojamiento de repositorios de códigos fuente y de sistemas de control de versiones no son en realidad una misma cosa:

Los sistemas de control de versiones son las utilidades de líneas de comando de bajo nivel empleadas para gestionar los cambios del ciclo de vida del desarrollo de software. Y los repositorios de código fuente son las aplicaciones web de terceros que encapsulan y mejoran a estos sistemas de control de versiones. Hecha esta salvedad, se trata de funcionalidades diferentes pero que operan de la mano, de ahí la confusión, y que no funcionan la una sin la otra.

El objetivo fundamental de estas herramientas es almacenar conjuntos de archivos de datos  y llevar el historial de los cambios, las revisiones y las versiones que han ocurrido en ellos, el conjunto de objetos de confirmación y el histórico de referencias relacionadas (cabezas).

Los repositorios pueden ser públicos y privados y la escogencia de uno u otro dependerá del tamaño del equipo de trabajo y del grado de privacidad que requiera determinada organización en un momento dado en función de sus objetivos empresariales.

Ahora bien, ¿Qué repositorio deben las empresas elegir? considerando que un repositorio de códigos fuente es una herramienta de gestión que debe permitir medir, monitorizar, debatir y gestionar la eficiencia del desarrollo de software y además debe integrarse con otras herramientas de gestión.

Los repositorios de código fuentes son muchos, aunque no todos ofrecen los mismos servicios.  Aquí te contamos cuáles son los más populares:

GitHub, desarrollado en 2004-2008 por GitHub Inc., es el servicio de repositorios más popular, con más de 31 millones de usuarios y más de 100 millones de proyectos, y ofrece un entorno sólido para los desarrolladores de software con un servicio centrado en el desarrollador.

SourgeForge, fundada en 1999 por VA Software y comercializada desde 2013 por Dice Holdings, es una de las plataformas alojadas más antiguas para proyectos de desarrollo de software y ofrece la mayoría de las características y capacidades de un repositorio de códigos fuente. Cuenta con más de 3,7 millones de usuarios y más de 500.000 proyectos.

GitLab, (2011), es un servicio web de control de versiones y desarrollo de software, desarrollado inicialmente por los programadores ucranianos Dmitriy Zaporozhets y Valery Sizov en lenguaje de programación Ruby (bajo licencia del MIT). Hoy en día es parte de la GitLab Inc. y además de gestor de repositorios, la empresa ofrece también alojamiento de wikis y un sistema de seguimiento de errores, todo ello publicado bajo una licencia de código abierto. Cuenta con más de 100.000 usuarios y 546.000 proyectos.

BitBucket es un servicio de alojamiento web escrito en Python y desarrollado por la empresa Atlassian en 2008. Ofrece planes comerciales y gratuitos para proyectos que utilizan el VSC (Version Control System) Mercurial y Git. Cuenta con más de 5 millones de usuarios.

Entre las principales funcionalidades que presenta BitBucket destacan su Integración con Jira Excepcional y con Trello, su capacidad de almacenamiento de wikis, repositorios privados gratuitos, BitBucket Cloud compatible con Mercurial, Certificación Soc 2 Tipo II, BitBucket Pipelines que permite compilar, probar y realizar la implementación con CI  (Continuous Integration) y CD (Continuous Delivery) y alojamiento propio en una sola plataforma y herramienta con BitBucket Server, BitBucket Connect y BitBucket Cloud.

 

En conclusión, deberás evaluar con tu equipo de desarrollo cuál es el repositorio que más les conviene utilizar, de acuerdo a los proyectos que manejen y la experiencia de los integrantes. 

 

Autor: Julio Juárez Soriano

Especialista en Redacción

Departamento de Marketing Interfell

Dejar un comentario